mayo 27, 2024

El Reino Unido negó otorgar permisos de pesca ilegales en Malvinas

0

Screenshot

La embajadora británica, Kirsty Hayes, aseguró que negocian un nuevo viaje humanitario para identificar a los caídos en las Malvinas. Además negó que se estén otorgando licencias ilegales de pesca dentro de las 150 millas que rodean a las islas. 

Kirsty Hayes entra a uno de los imponentes salones de la residencia oficial del Reino Unido con una sonrisa en su rostro, una mueca que, en público, es habitual vérsela desde que llegó a la Argentina como embajadora británica a mediados de 2021. Es que, como diplomática de carrera, busca mantener las formas ante la persona que sea o el gobierno nacional con el que le toque trabajar.

“Creo que con la actual administración tenemos una gran oportunidad de trabajar de manera más estrecha”, asegura durante la entrevista, dejando entrever una mezcla de optimismo y expectativa del Reino Unido ante la llegada de Javier Milei a Casa Rosada. Sucede que, a pesar de la “compleja relación” histórica y ciertos roces por las Islas Malvinas y las del Atlántico Sur, la representante británica confía en mejorar una situación bilateral que se había desgastado durante la administración de Alberto Fernández.

De todos modos, rápidamente Kirsty Hayes busca evitar una confrontación y puntualiza que “con el gobierno anterior se trabajó muy bien en áreas de mutuo interés, como las políticas de género o el cambio climático”. Estos puntos de contacto están bien lejos de los vehículos políticos a los que, actualmente, ambos países apuestan para lograr una mejor relación entre la Argentina y el Reino Unido.

– ¿Cómo definiría hoy la relación entre la Argentina y el Reino Unido?

– Bueno, siempre hemos tenido una relación compleja, aunque también siempre quisimos un vínculo muy fuerte. A pesar de los desafíos bilaterales, creo que tenemos una oportunidad con este gobierno de trabajar más estrechamente, aunque debo destacar que con el gobierno anterior también lo hicimos muy bien en varias áreas de interés mutuo como, por ejemplo, las políticas de género, todo lo referido a medio ambiente, cambio climático y demás. Ahora, ya tuvimos encuentros entre nuestro canciller y Milei, también con Mondino. Además, tenemos muchos intereses y valores en común como condenar la agresión de Rusia a Ucrania.

– ¿Le sorprendió al gobierno británico la postura que mantuvo finalmente Javier Milei en torno a las Islas Malvinas?

– No hay nada de sorprendente, la posición de la Argentina es muy conocida y la nuestra obviamente también, que es la de apoyar fuertemente el derecho de autodeterminación de los isleños y no tenemos dudas sobre nuestra soberanía. Lo importante es que a pesar de tener esta diferencia podemos trabajar juntos.

– Es cierto que el Gobierno argentino reconoció lo que se conoce como “estar de acuerdo en estar en desacuerdo”, pero también hizo hincapié en sentarse a negociar… ¿existe esta posibilidad?

– Sobre la soberanía en sí mismo, no. No vamos a negociar nada sin la voluntad de los isleños, porque lo más importante no es nuestra petición ni la percepción de Argentina, es la opinión de los isleños. Sí podemos hablar sobre temas que tiene que ver con nuestros intereses compartidos en la región como por ejemplo la depredación en el Atlántico Sur que ambos países sufrimos.

– Al mismo tiempo la Argentina denuncia el otorgamiento ilegal de licencias de pesca dentro de las 150 millas que rodean a las Islas Malvinas. Entonces, ¿qué es lo que el Reino Unido daría a cambio para avanzar en la entrega de datos?

– No son ilegales. Tenemos un régimen muy fuerte que busca tiempo proteger a las especies marítimas, pero también es un régimen económico. Así que rechazo la idea de que represente una ilegalidad y creo que ambos países pueden beneficiarse por el intercambio de datos científicos.

– La visita de David Cameron (ministro de Relaciones Exteriores británico) fue vista como una provocación, ¿qué opina?

– No es nada de eso, hemos tenido varias visitas de ministros y miembros de la familia real durante los años y las décadas posteriores al conflicto. En este caso, el ex canciller James Cleverly se comprometió a visitar las islas en este año y, básicamente, Cameron fue para cumplir este compromiso.

– Pero se dio justo en un momento que podemos llamar de distensión…

– Bueno, como dije, fue para cumplir este compromiso a los isleños y creo que siempre va a ser importante mantener la confianza de la comunidad en las islas. Por eso Cameron quería visitarlos y asegurar el fuerte apoyo del gobierno británico y explicar que estamos buscando una relación más más cercana con la Argentina.

– ¿Qué nos puede contar del puerto que se planea construir en las Islas Malvinas?

– Yo creo que este es un malentendido porque no es un nuevo puerto. Lo que pasa es que el actual es bastante obsoleto, fue construido en los 80′ y necesita ser renovado. Hay que tener en cuenta que es muy importante también, por ejemplo, para visitantes argentinos porque muchos de los turistas y visitantes que vienen por crucero son argentinos. No veo nada problemático.

– Pero también se lo puede ver bajo una óptica militar, teniendo en cuenta la proyección de las Malvinas a la Antártida…

– No tienen nada que ver con la presencia militar en las Islas, es 100% civil. Creo que tampoco es cierto pensarlo en una competencia a Ushuaia, porque ambos puertos pueden desarrollarse en conjunto porque hay cada vez más demanda para visitar las islas.

– En marzo el Reino Unido revisó y expandió el territorio marítimo en torno a las Islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur, algo lo que fue considerado como una decisión unilateral e ilegal por la Argentina dadas las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre las islas del Atlántico Sur. En este contexto, ¿se mantendrá la decisión?

– Sí, no tenemos dudas sobre la soberanía de estas islas. Pero quiero destacar que esta medida es para proteger a las especies marítimos en el área, considero que la protección de los océanos del Atlántico del Sur es una responsabilidad que todos tenemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *