GPS Sin Dial
lunes 8 de agosto de 2022

Sincericidio: Ávila pidió presupuesto para pagar la dieta de sus asesores en la Convención Constituyente

La convencional de “Más Ushuaia” Laura Ávila solicitó este lunes que la Convención Constituyente Municipal establezca un presupuesto para pagar la dieta de sus asesores y asesoras. “Nadie se quiere hacer cargo de pedirlo porque creen que se van a llevar la marca de quien lo proponga”, dijo la convencional vuotista.

El oficialismo municipal sinceró a través de la convencional Laura Ávila sus intenciones de imprimirle un fuerte gasto presupuestario a la Convención Constituyente incorporando presupuesto del erario público para abonar dietas a los asesores de cada uno de los 14 convencionales de la ciudad. 

Lo curioso del planteo es que Ávila fue una de las 5 integrantes del Concejo Deliberante que decidió aprobar una convocatoria a Convención Constituyente Municipal que no incluyó el gasto ni partida presupuestaria para su realización. 

En esa sesión de diciembre pasado ni el concejal Juan Carlos Pino ni la ultra oficialista Ávila repararon en la falencia de la convocatoria. 

De hecho, en ese entonces el Frente de Todos defendió la realización de la reforma de Carta Orgánica escudándose en que no habría gasto en el pago de dietas a los convencionales constituyentes. 

Este lunes, Ávila tuvo un sincericidio y reconoció que su pedido podría traer consecuencias públicas. 

“Nadie se quiere hacer cargo de pedirlo porque creen que se van a llevar la marca de quien lo proponga”, dijo. 

“Hay una realidad, para pensar una Carta Orgánica (Municipal) de acá a los 30 o 40 años necesitamos de las mejores ciudadanas y ciudadanos de Ushuaia”, afirmó. Y agregó: “Es el momento de poder hablarlo”. 

Muy por el contrario, en diciembre pasado, Ávila impidió que los errores en la ordenanza de convocatoria sean analizados en comisión y se abroqueló al voto de sus compañeros del bloque para que el asunto -sin el menor análisis- se aprobara sobre tablas un 15 de diciembre a horas de finalizarse el periodo ordinario.