GPS Sin Dial
miércoles 18 de mayo de 2022

Mujer relató el calvario de ser pasante en la gestión Vuoto

La mujer se llama Guadalupe Usandizaga, tiene 37 años y durante 5 fue pasante en la Secretaría de Cultura Municipal y el espacio “Pensar Malvinas”. A través de sus redes sociales, la pasante describió la persecución de la gestión del intendente Walter Vuoto a los trabajadores “no alineados”.
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

“El Municipio tiene más de 800 pasantes y claramente nadie puede decir nada porque tienen miedo de perder la pasantía”, dijo Guadalupe Usandizaga en una carta abierta publicada en su cuenta de Facebook. 

Tras romper el silencio, la mujer aseguró que en los años en los que prestó servicios en la Secretaría de Cultura sufrió “todo tipo de ningunos y atropellos por parte del actual secretario David Ferreyra y la nueva titular de Cultura, Belén Molina. “Son dos de las personas más malas que conocí en Ushuaia”, dijo. 

“Ellos, desgastaron todo el equipo de trabajo de la Secretaria de Cultura Municipal, no pararon hasta vernos afuera de la secretaría a mí y a muchos compañeros que no nos ”alineamos» como ellos quisieron”, indicó Usandizaga. 

La mujer afirmó que por una decisión arbitraria de Molina y María José Calderón (ex secretaria de Cultura Municipal) fue traslada al área del Museo Pensar Malvinas. Allí aseguró que recibió maltratos y persecusión de parte de la subsecretaría Relaciones Internacionales María Cecilia Fiocchi. 

“Soporte durante meses los malos tratos de la señora Cecilia Fiocchi quien me humilló y  me faltó el respeto en reiteradas oportunidades manejándose como si fuera una patrona de estancia. Fiocchi no suele presentarse a trabajar en el museo, sus apariciones son esporádicas y sobre todo  cuando hay que sacarse alguna foto, lo mismo que el funcionario coordinador”, reveló Usandizaga. 

Las condiciones laborales en el Museo Malvinas son irregulares, reveló la mujer al detallar que se trabaja sin calefacción. “Me mandaron a pagar un cerrajero de mí bolsillo cada vez que se rompía la cerradura de la puerta y hasta se han enojado por qué no les tenía el café listo por las mañanas cuando había alguna reunión”, indicó.

Usandizaga aseguró que la gota que rebalsó el vaso fue la reiterada negativa de Fiocchi a autorizar sus vacaciones afirmándole que un “pasante no tenía ningún tipo de privilegio de planta permanente”. 

“Hice todos los reclamos correspondientes pero nunca tuve una respuesta concreta de mí situación y de lo que estaba viviendo. Solamente que ´lo mío´ era una cuestión política-personal del intendente conmigo y con mi familia, y que mientras ellos estuvieran en la gestión yo moriría pasante, y en estas condiciones, las de ellos”, recordó. 

La mujer resolvió recurrir a otro funcionario del gabinete pero las cosas no se modificaron. “Hable con el subsecretario de asuntos laborales y gremiales, Mauricio Naubauer quien la única solución que me ofreció fue la de irme al área de mantenimiento más puntualmente al `pañol de Coronado´. Tuve una reunión con el director, quien amablemente me informó con total vergüenza que la tarea a realizar era  entregarle las herramientas al personal del área de 8  a 14  y que claramente yo no daba con el perfil”, expresó. 

Tras volver a insistir con Neubauer que la reubicara en el área de Turismo, el funcionario rechazó la posibilidad y con insinuaciones le expresó que debía considerarse despedida. 

“Yo mantuve la pasantía con la esperanza de un crecimiento, de un progreso que nunca llegó. Vivo en Ushuaia desde el año 1994, soy laburante y no falte ni un solo día a trabajar (lo puede atestiguar mí equipo de trabajo en cultura, como así también el libro de sugerencias del Museo pensar Malvinas). Siempre puse la mejor onda y predisposición, pero ya con este nivel de persecución, es muy difícil.

Hoy con casi 37 años y sintiéndome una mujer con todas las letras hecha y derecha, dejo esta reflexión de lo que es sufrir los embistes de políticos nefastos como los Ferreyras, Molinas, Fiocchis, 

Calderones, Neubauers, Vuotos, etc”, expresó. 

Por último, Usandizaga repudió “enérgicamente” los abusos de los funcionarios municipales. 

“Espero que salga a la luz todo lo que tuvimos y tenemos que atravesar los que nos rompimos la espalda trabajando y siempre quedamos afuera.Por qué si algo me quedo claro sobre Walter Vuoto es que los laburantes de abajo,  los que hacemos las cosas bien, por derecha, siempre quedamos afuera”, sostuvo.