En la ONU, Argentina reafirmó su posición sobre Malvinas

Fue a través de la embajadora María del Carmen Squeff, quien apoyó la postura nacional y reiteró la disposición de Argentina “a contribuir a la descolonización del territorio", al mismo tiempo, señaló que existe “una presencia militar desproporcionada en el Atlántico Sur", ya denunciadas por el país.

La representante permanente de la Argentina ante las Naciones Unidas, la embajadora María del Carmen Squeff, reafirmó este jueves ante los miembros de la ONU la posición nacional sobre la cuestión de las Islas Malvinas e instó a Gran Bretaña a iniciar las negociaciones “para encontrar una solución pacífica y definitiva”, por lo que obtuvo un gran respaldo internacional.

En el marco del inicio del Debate General de la Comisión de Política Especial y Descolonización de la Asamblea General de las Naciones Unidas correspondiente a la Cuarta Comisión, la embajadora Squeff desarrolló los argumentos que sustentan la posición nacional, según se informó en un comunicado difundido por Cancillería.

La diplomática reiteró la disposición de Argentina “a contribuir a la descolonización del territorio conforme lo dispuesto por la Asamblea General en la resolución 2065, que instó a las dos partes a mantener negociaciones para encontrar una solución pacífica y definitiva de la controversia”.

Asimismo, la representante indicó que el Gobierno argentino había reiterado al secretario General de las Naciones Unidas -el portugués António Guterres- su interés en los esfuerzos que pueda desarrollar para asistir a las partes en la disputa con el propósito de reanudar las negociaciones a través de la misión de buenos oficios.

También advirtió que “el Reino Unido continúa desarrollando actividades unilaterales contrarias a la resolución 31/49 de la Asamblea General, que incluyen la exploración y explotación ilegal de recursos renovables y no renovables en el área en disputa”.

En esa línea, señaló que existe “una presencia militar desproporcionada en el Atlántico Sur, las cuales han sido denunciadas reiteradamente por la Argentina”.

En la primera jornada del debate, en el que participan los 193 Estados Miembros de la Organización, la Argentina recibió el respaldo de los países del Mercosur y Estados Asociados, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y el Sistema de la Integración Centroamericano (SICA), así como de México y Ecuador, en capacidad nacional.

Ante este apoyo internacional, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, destacó el aval recibido por Argentina en el tratamiento de la Cuestión Malvinas en la Cuarta Comisión y agradeció el trabajo de la delegación argentina destacada en Nueva York, a cargo de la embajadora Squeff.

La intervención de los países
México, interviniendo en nombre de la Celac, recordó el interés permanente de los países de la región en que los Gobiernos de la Argentina y del Reino Unido “reanuden las negociaciones a fin de encontrar, a la mayor brevedad posible, una solución pacífica y definitiva a dicha disputa”, de conformidad con la resolución 2065 (XX) de la Asamblea General de las Naciones Unidas y otras resoluciones pertinentes de la ONU y de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Informó asimismo que los Jefes de Estado y Gobierno de la Comunidad habían solicitado a la Presidencia Pro Tempore que solicite al Secretario General de las Naciones Unidas que “renueve los esfuerzos en el cumplimiento de la misión de buenos oficios sobre el tema”.

En tanto, Brasil, en nombre del Mercosur y sus Estados Asociados, señaló que “las Islas Malvinas son territorio argentino y que debía observarse el principio de integridad territorial de los Estados, en conformidad con los principios esenciales de derecho internacional”.